Refranes, proverbios y otras paremias sobre la salvación y el acto de salvar

Se puede abandonar a una patria dichosa y triunfante. Pero amenazada, destrozada y oprimida no se la deja nunca; se la salva o se muere por ella

Maximilien Robespierre

"Se puede abandonar a una patria dichosa y triunfante. Pero amenazada, destrozada y oprimida no se la deja nunca; se la salva o se muere por ella"

Maximilien Robespierre (1758 - 1794), político francés

Cuando oréis, decid: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. Y perdónanos nuestros pecados, porque también n

Jesús de Nazaret

"Cuando oréis, decid: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. Y perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todos los que nos deben. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal"

San Lucas, 11.2-3-4

Jesús de Nazaret (8-2 a.C. - 29-36 d.C.), profeta y principal figura del cristianismo

Vosotros no sabéis de qué espíritu sois; porque el Hijo del Hombre no ha venido para perder las almas de los hombres, sino para salvarlas

Jesús de Nazaret

"Vosotros no sabéis de qué espíritu sois; porque el Hijo del Hombre no ha venido para perder las almas de los hombres, sino para salvarlas"

San Lucas, 9.55-56

Jesús de Nazaret (8-2 a.C. - 29-36 d.C.), profeta y principal figura del cristianismo

Páginas