Refranes, proverbios y otras paremias sobre el optimismo

No hay quinto malo

"No hay quinto malo"

Se utiliza esta expresión para animar a alguien a esperar algo positivo de un nuevo intento o hecho. Su origen se remonta a épocas en las que, en las corridas de toros, no existía el sorteo de los mismos, sino que era el propio ganadero quien escogía el orden en el que serían lidiados en función de las cualidades de cada uno. Así, con vistas a hacer más atractiva la corrida, solía situar en la quinta posición al mejor dotado.

Páginas