Refranes, proverbios y otras paremias sobre el consuelo

La suerte está echada

"La suerte está echada"

Esta frase proverbial se utiliza a modo de consuelo para indicar que ya no es posible modificar el desenlace de una situación.

Nota. Esta frase se atribuye a Julio César quien la pronunció ("Alea iacta est") al cruzar el río Rubicón, lo que estaba prohibido a cualquier general acompañado de sus tropas.

Lo único que puede consolar a un pobre es la extravagancia. Lo único puede consolar a un rico es el ahorro

Oscar Wilde

"Lo único que puede consolar a un pobre es la extravagancia. Lo único puede consolar a un rico es el ahorro"

Fuente: "Algunas máximas para la enseñanza de los supereducados", 1894

Oscar Wilde (1854 - 1900), dramaturgo y novelista irlandés

Páginas