Refranes, proverbios y otras paremias sobre la calma

Vísteme despacio, que tengo prisa

"Vísteme despacio, que tengo prisa"

Aconsejamos con este refrán no sacar las cosas de su curso regular ni apresurarse en exceso pues podemos caer en el error de tardar más en su ejecución al proceder atropelladamente.

Variantes:

  • Vísteme despacio, que tengo prisa
  • Vísteme despacio, que estoy de prisa

Sinónimos:

  • A más prisa, gran vagar
  • A más prisa, más vagar
  • A camino largo, paso corto
  • A gran prisa, gran vagar
  • Anda despacio, si quieres llegar temprano
  • Anda despacio, si quieres llegar temprano
  • Lo bien hecho, bien parece
  • Paso a paso se va lejos
  • Quien caminando lleva priesa, en camino llano tropieza
  • Quien va despacio y con tiento, hace do cosas a un tiempo
  • Vente despacio si tienes prisa

Después de la tempestad viene la calma

"Después de la tempestad viene la calma"

Este refrán se utiliza para animar a alguien en circunstancias adversas, afirmando que tras una situación poco favorable siempre vuelven tiempos mejores. Puede utilizarse también en sentido literal, para referirse al tiempo atmosférico.

Variantes:

  • Después de la tempestad viene la calma
  • Tras la tempestad, viene la calma
  • Tras la tempestad, vino la calma

Sinónimos:

  • A gran seca, gran mojada
  • Después de las tinieblas, la luz
  • Cada martes tiene su domingo

Antónimos:

  • A días claros, oscuros nublados

Páginas