Refranes, proverbios y otras paremias sobre las amenazas

Perro ladrador, poco mordedor

"Perro ladrador, poco mordedor"

Este refrán también puede encontrarse como "Perro que ladra no muerde" y se basa en la idea de que los perror más peligrosos son, en general, aquellos que menos ladran, pues no necesitan amedrentar a sus posibles víctimas. Por el contrario, los perror menores suelen ladrar mucho para evitar el enfrentamiento directo. Llevado al ser humano, aquellas personas que más hablan, o amenazan, o gritan, son las que menos acciones efectivas llevan a la práctica. El refrán tiene un gran parecido con aquel otro de "Mucho ruido y pocas nueces".

Variantes:

  • Perro ladrador, poco mordedor
  • Perro ladrador, nunca buen mordedor

Sinónimos:

  • Canes que ladran, ni muerden ni toman caza
  • Gato maullador, nunca buen cazador

Antónimos:

  • Al perro callado, míralo con cuidado
  • Perro que no oyes ladrar, de ése te has de guardar

Páginas