Tenía una casa al borde del mar, pero para ir a la playa había que pasar por delante de un bar. Nunca me bañé

George Best

"Tenía una casa al borde del mar, pero para ir a la playa había que pasar por delante de un bar. Nunca me bañé"

George Best (1946 - 2005), futbolista irlandés

Comentarios

Imagen de Arcangel

<p>Creo que eso, Will Kane, estaría muy bien si la persona en cuestión (George Best en este caso) no se hubiera mostrado nunca egoísta con los suyos, si no hubiese pedido nunca nada a nadie, si no hubiese esperado nada de los demás, si no se hubiera decepcionado por lo que alguien hizo alguna vez... En resumen, si viviese en la isla desierta que comenta Yoli.</p><p>La realidad es que las relaciones son mucho más complejas que eso. Y lo que hacemos y lo que hacen los demás tiene una influencia directa en nosotros y en ellos. No creo que pueda justificarse algo como morirte a los 50 por abuso del alcohol diciendo que cada uno hace lo que quiere. Me parece simplificar un poco la situación.</p><p>Pero, vaya, cada uno hace lo que quiere con su vida&nbsp;<span>XD&nbsp;<span>XD&nbsp;<span>XD</span></span></span></p><p><span><span>Quien sabe, igual fue feliz y los suyos no sufieron tanto...</span></span></p>
Imagen de Will Kane

<p>Yoli, el verdadero problema es que todos somos egoístas. Queremos hacer lo que nos apetezca pero no aceptamos que la gente que queremos haga lo que le apetezca. No aceptamos que nuestros padres nos digan lo que tenemos que hacer pero nos empeñamos en que nuestros hijos nos hagan caso sobre lo que tienen que hacer. No queremos que nuestros padres hagan lo que quieran pero queremos que a nosotros nos dejen hacer lo que queramos.</p><p>La vida siempre afecta, lo único que importa es que al final del camino nosotros o la persona que queremos haya sido feliz, no importa el cómo.</p><p>Vuelvo a lo mismo, que cada uno haga con su vida lo que quiera, y si alguien no lo acepta es por egoísmo e interés. Sólo tenemos una vida, y es nuestra y de nadie más.</p>
Imagen de Yoli

<p>Gloria, siento mucho lo que cuentas. Lo que comenta Will Kane tiene parte de cierto: Todos somos libres de hacerlo que deseamos. El único problema es que no vivimos en una isla desierta y lo que nos ocurre afecta a los demás.</p>
Imagen de GloriaHerranz

Mi papá murió a los 50 años, también por abuso del alcohol. La verdad es que la bebida "estaba en el ambiente", por el tipo de amigos y familiares, y las costumbres que había. No sé si para él valió la pena. Pero puedo asegurar que para el resto de familia y amigos no. Dejó un hueco difícil de llenar. Hace ya casi 10 años y sigo imaginándome que está con nosotros.
Imagen de Will Kane

<p>¿Por qué no iba a valer la pena? Cada uno es feliz como quiere. Unos son felices bañándose en el mar y otros son felices en la barra de un bar. Unos son felices llevando una vida sana y muriendo a los 90 años y otros son felices llevando una vida poco sana y muriendo a los 60 años.</p><p>La única realidad es que al final nos espera la muerte, luego que cada uno haga lo que quiera con su vida siempre que no joda la vida de los demás.</p>
Imagen de George

muy bonito George ¿valió la pena?