No hay palabra mal dicha si no fuese mal entendida

"No hay palabra mal dicha si no fuese mal entendida"

La bondad o maldad de la palabra depende de cómo es interpretada. Se usa para reprender a los mal pensados que se ofenden con lo que alguien dice sin maldad.

Variantes:

  • No hay palabra mal dicha si no fuese mal entendida
  • No hay mala palabra, si no es a mal tenida
  • No hay palabra mala, si no fuere mal entendida
  • No hay palabra mala, si no fuere mal tomada
Imagen adjunta: 
"Demóstenes orador", de Jean Lecomte du Nouÿ
Tipo de paremia: 
Referencia: 
No disponible

Comentarios

Imagen de miguel

<p>Pues yo creo que las palabras tienden a ser malinterpretadas cuando así le conviene a quien escucha. Uno puede decir algo, siendo cierto, y molestar al oyente... El caso contrario es más raro, creo.</p>
Imagen de Ivan22

También podríamos decir que no hay palabra mal interpretada sino mal dicha - este refrán da pie a ambos sentidos si uno quiere, pero me gusta
Imagen de Arcangel

<p>Los problemas de comunicación pueden venir de las dos partes. Esto es como los supuestos faltas sobre Pepe en el Real Madrid: nunca sabes si se tira, si le hacen falta de verdad, etc. Digamos que hay personas más proclives a ironizar con las palabras y otras más estrictas.</p>
Imagen de Lancelot

<p>Bueno, bueno, yo diría que más de uno se esconde tras este dicho para justificar una palabra "mal entendida", cuando querían soltar la puyita...</p>