Ni pidas a quien pidió, ni sirvas a quien sirvió

"Ni pidas a quien pidió, ni sirvas a quien sirvió"

Y es que quién ha pedido o servido conoce todos los trucos y costumbres de dichas personas, por lo que resultan difíciles de engañar o puede esperarse de ellos que deseen vengarse de humillaciones pasadas. En un segundo sentido, este refrán hace referencia a los cambios que una persona puede sufrir en su estado de ánimo tras recibir una gran fortuna, etc.

Variantes:

  • Ni pidas a quien pidió, ni sirvas a quien sirvió
  • Ni sirvas a quien sirvió, ni pidas a quien pidió
  • Ni mandes a quien mandó, ni sirvas a quien sirvió
Imagen adjunta: 
"La vendedora de pulseras", de Charly García
Tipo de paremia: 
Referencia: 
No disponible

Comentarios

Imagen de Karabudjan

<p>Yo lo interpreto como que no hay que pedir a un Santo que pidió a Jesús que pidió a Dios. Sino directamente pedir a Dios, igual que servir.</p><p>O no pidas a alguien que pidió y consiguió fortuna, créate tu propia fortuna.</p>
Imagen de psico

Tal vez quien pidió o quien sirvió no recibió nuestro mejor trato. No vayamos ahora de víctimas
Imagen de Fran

Es conservador, sí, pero bastante correcto. Las personas tenemos un cierto orgullo que nos hace llevar mal estar arriba cuando estuvimos abajo.
Imagen de Gabi

Un poco conservador, pero vale...