Nadie me la quita, sino que yo de mí mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar. Este mandamiento recibí de mi Padre

Jesús de Nazaret

"Nadie me la quita, sino que yo de mí mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar. Este mandamiento recibí de mi Padre"

Juan, 10.18

Nota: Refiriéndose a la vida

Jesús de Nazaret (8-2 a.C. - 29-36 d.C.), profeta y principal figura del cristianismo