¡Eureka!

Arquímedes de Siracusa

"¡Eureka!" (en griego εὕρηκα, héurēka, «¡Lo he encontrado!»)

La historia atribuye esta exclamación a Arquímedes cuando, sumergiendo un objeto en una bañera, notó cómo en el agua subía de nivel, deduciendo que el volumen de agua desplazada debería coincidir con el volumen del objeto sumergido, en lo que hoy se conoce como "Principio de Arquímedes".

Arquímedes de Siracusa (c. 287 a.C. - c. 212 a.C.), matemático, físico, ingeniero, inventor y astrónomo griego
Tipo de paremia: 
Temática: 
Referencia: 
No disponible

Comentarios

Imagen de Lancelot

<p>Pues qué decepción... así que Arquímedes se limitó a decir "lo he encontrado". Y yo que pensaba que lo de eureka tenía algo de magia...&nbsp;<span>*shok*</span></p>
Imagen de Anthonism

De la wikipedia: "La historia dice que Arquímedes pronunció esta palabra tras descubrir que el peso aparente de un objeto al ser sumergido en agua, es una propiedad que hoy conocemos con el nombre de densidad. Esto le permitió saber si la corona del Rey estaba hecha de oro puro. Este descubrimiento lo habría realizado mientras se encontraba sumergido en la bañera. Tal fue su alegría que salió a las calles de Siracusa desnudo y gritando ¡Eureka!. La persona del singular del aoristo de indicativo del verbo heurisko, (εὑρίσκω), que significa "encontrar". Su significado es, por tanto, lo he encontrado. La exclamación "¡Eureka!" se usa hoy en día como celebración de un descubrimiento, hallazgo o consecución. Se ha popularizado su transcripción como "eureka", si bien en griego la palabra comenzaba por espíritu áspero, que aspira la primera vocal, y la transcripción de este se realiza mediante una hache."
Imagen de Grizzie

<p>Qué gracia, no sabía que eureka significase "encontrar"... :)</p>