El vicio inherente al capitalismo es el desigual reparto de bienes. La virtud inherente al socialismo es el equitativo reparto de miseria

Winston Churchill

"El vicio inherente al capitalismo es el desigual reparto de bienes. La virtud inherente al socialismo es el equitativo reparto de miseria"

Winston Churchill (1874 - 1965), político británico

Comentarios

Imagen de Sifuentes

<p><span style="color: #333333; font-family: 'Droid Sans', 'Helvetica Neue', 'Nimbus Sans L', sans-serif; font-size: 13.333333969116211px; line-height: 21.060001373291016px;">Churchill habla de los vicios inherentes a ambos puntos de vista, no a sus puntos fuertes. Aunque debo decir que la propia naturaleza me parece "capitalista" (en lo que a la competencia por los recursos se refiere). Más de uno me ha respondido que el hombre es el único animal superior capaz de romper ese estado.</span></p>
Imagen de Will Kane

<p>Yo no juego con las palabras, yo hablo de la realidad. Como he dicho en mi anterior comentario, "El verdadero socialismo no existe más que en los libros." El concepto del socialismo es utópico. Ya hemos visto los resultados cuando se aplica en la vida real. Resultados nefastos. Y si nos movemos exclusivamente en el ámbito de las ideas y las teorías utópicas, prefiero una sociedad en la que nadie trabaje, todos vivamos a cuerpo de rey 100 años, tengamos alas y seamos telépatas. Es tan potencialmente viable como el socialismo "puro". Y reducciones al absurdo aparte, si hablamos de conceptos utópicos, el anarquismo es infinitamente mejor concepto que el socialismo.</p>
Imagen de miguel

<p>Lo que no entiendo yo es por qué confundimos el concepto de socialismo con los gobiernos socialistas. Que los políticos mundiales, incluyendo los que se autoproclaman socialistas o comunistas, sean una banda de corruptos (léase la prensa de hoy sobre los ladrones chinos) no significa que el concepto de socialismo sea incorrecto ¿o es que alguien va a defender el capitalismo tras pasear por una calle neoyorkina y ver las desigualdades que se han generado? Por favor, no juguemos con las palabras...</p>
Imagen de Will Kane

<p>No, no lo es. No es ninguna alternativa. En el socialismo cubano (o en cualquier otra "democracia popular") el pueblo vive en la miseria y los animales más fuertes (miembros del partido) son los vencedores y viven a cuerpo de rey. Y los socialismos occidentales (la socialdemocracia) son una tapadera financiada por el capitalismo para la que la gente ingenua piense que existen partidos políticos que se preocupan por los más desvalidos. ¿Sabéis quién financió la socialdemocracia alemana y francesa al terminar la segunda guerra mundial? La CIA. Si tenéis interés, buscad qué es la fundación Ebert y quién la creó y financió. Igual que el PSOE español. Felipe González acudió a Suresnes protegido y apoyado por los servicios secretos franquistas y la CIA, para reemplazar al socialismo histórico encabezado por Rodolfo Llopis. No entiendo cómo la gente se sigue dejando engañar. El verdadero socialismo no existe más que en los libros. Si Rosa de Luxemburgo levantara la cabeza, corría a gorrazos a todos los "socialistas". Aunque claro, supongo que es mucho pedirle a la gente que lea, se documente e investigue qué y quiénes eran todas las personas y organizaciones que he citado. Es más fácil vivir en el planeta gominola. Sin acritud :) Y por favor, que nadie me venga con el rollo de Chiapas, que conozco a un par de personas, vinculadas a entidades financieras, que viven muy bien a costa de ese asunto.</p>
Imagen de Gary

Al menos el SOCIALISMO es una alternativa a esa selva del capitalismo encarnizado en el que vivimos, selva en la que el animal más fuerte es el único vencedor
Imagen de Will Kane

<p>Y tenía más razón que un santo. La historia le ha dado la razón. Socialismo, no, gracias.</p>
Imagen de Bribón

<p>Desgraciadamente, así es. Lo del "reparto" de bienes en el capitalismo tendría que pensarlo un poco más (hasta donde yo sé, hay la opción de competir por ellos, desconocía que uno recibiese nada gratuitamente). Lo del reparto de la miseria en el socialismo, me gustaría tener motivos para pensar lo contrario.</p>