Donde hay celos hay amor, donde hay viejos hay dolor

"Donde hay celos hay amor, donde hay viejos hay dolor"

Este refrán alude a las consecuencias del amor y de la vejez: al respecto del amor, normalmente suele acarrear el deseo de exclusividad, lo que suele producir celos. Al respecto de la vejez, es la pérdida de los seres queridos -más frecuente cuanto mayores somos- lo que produce dolor.

Tipo de paremia: 
Referencia: 
No disponible

Comentarios

Imagen de Juani

<p>Bonito y doloroso, cierto. Ambas cosas ocurren, en mayor o menor grado.</p>
Imagen de elniño

<p>Desgraciadamente es así: la vejez trae achaques que no pueden siempre evitarse. Por eso debemos tratar nuestro cuerpo bien, hacer ejercicio, dejar de comer guarrerías y de beber cocacola, por mucho que ahora nos bombardeen con anuncios sobre "vida saludable" (¿a quien quieren engañar?)</p>