Despedirse a la francesa

"Despedirse a la francesa"

Utilizamos esta expresión para indicar que alguien ha salido de casa o abandonado una reunión o evento sin avisar ni despedirse de nadie. El origen de esta expresión se remonta al siglo XVIII, tiempo en el que se popularizó entre la alta sociedad francesa la costumbre -bautizada como "sans adieu" (sin adiós)- de abandonar un asistente una fiesta o acto social, resultando de mala educación indicar el deseo de marcharse o el despedirse. Con el tiempo se abandonó esta costumbre, quedando la expresión. Curiosamente en Francia se recurre a la expresión de "irse a la inglesa" para referirse a esta misma costumbre.

Tipo de paremia: 
Referencia: 
No disponible