Cuando escucho a Wagner durante más de media hora me entran ganas de invadir Polonia

Woody Allen

"Cuando escucho a Wagner durante más de media hora me entran ganas de invadir Polonia"

Fuente: Misterioso asesinato en Manhattan

Allan Stewart Königsberg (1935), más conocido como Woody Allen, director, guionista, actor, músico y escritor estadounidense

Comentarios

Imagen de Somaro

<p>No olvidemos que Hitler fue votado y subió al poder democráticamente. Ahí no creo que hubiera demasiado engaño. Si la gente estaba dispuesta a aferrarse a algo así, por algún motivo sería (¿demasiada televisión?)</p>
Imagen de Will Kane

<p>Efectivamente. Y si ves un documental de Einsenstein sobre el régimen soviético tampoco verás a la gente descontenta ni contrariada. Y si ves la Fox tampoco verás a la gente contrariada por las guerras de los Balcanes, Irak o Afganistán. Control de masas lo llaman. ¿Cuánta gente aquí en España votó a Felipe González, a Aznar, a Zapatero o a Rajoy y luego se echó las manos a la cabeza? Hay millones de personas deseando que les digan qué hacer, a quién votar y qué ideas tener. De hecho ahora mismo tenemos un nuevo producto de marketing llamado Podemos y a la gente le falta el tiempo para echarse en los brazos de Pablo Iglesias. Y una vez más, dentro de un tiempo, la gente se volverá a echar las manos a la cabeza. No podemos reprocharle nada a los alemanes de los años 30 que no estemos haciendo nosotros mismos. Un tío carismático, dos slogans pegadizos, cuatro consignas, una tonelada de demagogia y nos tiramos de cabeza.</p>
Imagen de Jasmin

<p>Los alemanes no parecen muy contrarios a los planes de Hitler, por lo que se ve en los documentales...</p>
Imagen de Will Kane

<p>Rosaleda, tú lo has dicho. Excusas. Lo que pasó hace 75 años no pasó por escuchar a Wagner ni porque se le fuera la cabeza a un cabo austriaco bigotudo. Pasó porque los poderes económicos en la sombra decidieron que después de crisis tocaba guerra. Y además decidieron que era hora de ajustar los niveles demográficos. Al régimen alemán lo financiaba, entre otros, Prescott Bush, padre de George Bush y abuelo de George W. Bush. Al régimen soviético de Stalin lo financiaba, entre otros, un tal David Rockefeller. Y los dos comían en el mismo club social en Nueva York y se partían la caja viendo cómo sus fortunas engordaban mientras la gente moría a millones. Lo mismo que pasó en Corea 15 años después, en Vietnam 30 años después, en Cuba 43 años antes, en Europa 25 años antes, en Yugoslavia e Irak en los 90, en Irak nuevamente a comienzos del siglo XXI, y con Irán en breve como se descuiden y respondan a las provocaciones israelitas. Excusas todas las del mundo; negocios, dinero e intereses bastardos, siempre.</p>
Imagen de Cinderella

<p>Vi la película, me gustó mucho. Tampoco saquemos las cosas de contexto, es una broma de Woody Allen...&nbsp;<span>:)</span></p>
Imagen de Rosaleda M.

Con excusas de ese tipo pasó lo que pasó hace 70 años...