Refranes, proverbios y otras paremias sobre la diligencia

A quien madruga, dios le ayuda

"A quien madruga, dios le ayuda"

Este refrán, citado en El lazarillo de Tormes, probablemente se basa en el hecho de que, antiguamente, convenía levantarse temprano para poder terminar las faenas que el trabajo en el campo exigía. A día de hoy es usado para indicar que cuanto más diligente es uno, más probabilidades de éxito se tienen. Hay diferentes variaciones en el refranero español. Tal vez una de las más comunes es "Si quieres tener buena fama, que no te halle el sol en la cama". Existe también una interesante réplica: "No por mucho madrugar amanece más temprano".

Variantes:

  • A quien madruga, dios le ayuda
  • A quien madruga, dios lo ayuda

Sinónimos:

  • A dios rogando y con el mazo dando
  • Ayúdate y te ayudaré
  • Más ayuda la mañana que prima ni hermana
  • Quien madruga, halla el pájaro en el nido, y quien se duerme, hállalo vacío (sinónimo parcial)
  • Pide a Dios y a los santos, pero echa abono en tus campos
  • Si quieres tener buena fama, que no te halle el sol en la cama

Antónimos:

Páginas