Refranes, proverbios y otras paremias sobre el conocimiento

Todo se sabe, hasta lo de la callejuela

"Todo se sabe, hasta lo de la callejuela"

Indicamos con este refrán que todo termina sabiéndose, hasta lo más oculto. Aunque no puede afirmarse con rotundidad, se cree que este refrán tiene su origen en la tradición sevillana de los tiempos del rey D. Pedro. Según cuentan las crónicas, este monarca era dado a las salidas nocturnas, en las que, despojado de sus ropas y atributos reales, se lanzaba en busca de amoríos. En una de estas salidas se encontró en una calle muy estrecha con otro hombre, también embozado, quien le negó el paso pretendiendo el derecho a recibir ese derecho. Tras un intercambio de palabras que fueron subiendo de tono, llegaron a las armas y el rey mató a su contrincante, volviendo al palacio a continuación. A la mañana siguiente recibió la noticia de que un caballero muy principal de Sevilla había sido muerto. Para dar muestras de su justicia, el rey mandó investigar el hecho sin saber que, desde una casa próxima, una anciana había sido testigo del enfrentamiento y había reconocido al rey debido a un crujido típico de sus rodillas derivado de un antiguo accidente. Ésta, sin saber qué hacer, tuvo la ocurrencia de mandar hacer un busto del rey, haciéndolo llegar al monarca con una nota en la que desenmascaraba al culpable. El rey no solo no se inmutó, sino que hizo colocar el busto en la esquina de una de las casas próximas al escenario del crimen.

Obligarse uno mismo a hacer lo que sabe que es correcto e importante, aunque difícil, es el mejor camino hacia el orgullo, la autoestima y la satisfacción personal

Margaret Thatcher

"Obligarse uno mismo a hacer lo que sabe que es correcto e importante, aunque difícil, es el mejor camino hacia el orgullo, la autoestima y la satisfacción personal"

Margaret Hilda Thatcher (1925 - 2013), conocida también como 'La Dama de Hierro', política británica y primera ministra del Reino Unido entre 1979 y 1990

Páginas