Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña

"Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña"

Se aplica en aquellos casos en los que no ocurriendo algo por ser antinatural, se toman las medidas adecuadas para que ocurra.

La frase está extraída de un milagro obrado por el profeta Mahoma. Hallándose rodeado de sus prosélitos en el campo frente a una montaña, les dijo -con el objetivo de convencerlos de su poder- que iban a ver moverse la montaña en su dirección. La llamó y, lógicamente, aquella no se movió. Entonces él volvió a repetir enfáticamente las palabras y se acercó andando hacia ella, dejando persuadidos a aquellos seguidores de que habían asistido a un acto sobrenatural.

Variantes:

  • Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña
  • Ya que el otero no viene a Mahoma, vaya Mahoma al otero
Imagen adjunta: 
"Paisaje con montaña", de Manuel Morales
Tipo de paremia: 
Referencia: 
No disponible

Comentarios

Imagen de OVS

<p>Se sabe si va una vez al día, una vez a la semana, una vez al mes, una vez al año. ¿Cambia de montaña? Dedicado al autor de este refrán.</p>
Imagen de Devil

<p>Si el objetivo es que Mahoma y la montaña se junten, me parece "bastante razonable" que Mahoma se decida a dar el primer paso&nbsp;<span>:)</span></p>
Imagen de Will Kane

<p>El ABC de todas las religiones. Un poquito de ilusionismo por aquí, un poquito de prestidigitación por allí, un muchito de promesas futuras y a vivir de los creyentes.</p>
Imagen de elniño

<p>Bueno, al menos es práctico: como la montaña -por muy profeta que uno se haga llamar- no va a venir, pues va él... En cierto sentido me gusta.</p>
Imagen de Sifuentes

jeje éste me parece un buen ejemplo del tipo de "milagros" que los "profetas" van haciendo por el mundo.