A buenas horas, mangas verdes

"A buenas horas, mangas verdes"

Este refrán es usado cuando una solución llega demasiado tarde para ser útil, censurando de esta forma la falta de premura en atender la necesidad.

La expresión procede del color verde de las mangas de la Santa Hermandad, cuerpo de soldados que velaban por los delitos cometidos fuera del recinto de las ciudades. Los retrasos en sus actuaciones provocaban la impunidad de los crímenes, lo que acabó convirtiéndose en objeto de crítica.

Sinónimos:

  • A burro muerto, la cebada al rabo
  • A lo pasado no hay consejo ninguno
  • El conejo ido, el consejo venido
  • La casa quemada, acudir con el agua
  • Castigar al perro cuando tiene el rabo tieso
  • Después de la vaca huida, cerrar la puerta
  • Después de vendimias, cuévanos
  • Perdido el rebaño, cerrar el redil

Antónimos:

  • Buenas son mangas después de Pascua

Páginas