La curiosidad mató al gato

"La curiosidad mató al gato"

Empleamos este proverbio para indicarle a alguien que está interesado en exceso en algo, lo que puede acarrearle consecuencias negativas. La frase original, en inglés, decía "care kills a cat" (la preocupación mata un gato) y hacía referencia a la extremada cautela que estos animales tienen cuando se mueven, indicando que ni siquiera ésta los salvaba de los peligros derivados de una excesiva preocupación.

Páginas